Páginas

Izombie: Primera temporada

miércoles, 20 de marzo de 2019

La verdad es que me cuesta ponerme con series, me cuesta engancharme y seguirlas cuando no las veo con compañía. Pero también es verdad que me gustan los zombies (aunque me angustien) y por eso me llamó la atención la serie IZombie


La protagonista era la zombie y se veía una chica encantadora y muy cuqui así que me lancé. Y ha sido un completo acierto.
Liv tiene una vida perfecta. Es médico y de las buenas, está prometida con un hombre de ensueño, tiene una mejor amiga maravillosa y una familia que la adora. Es decir, es una chica 10 con una vida 10. Sin embargo una noche acude a una fiesta en un barco que lo cambia todo, de pronto los invitados son zombies y atacan y matan. Liv se lleva un arañazo y cae al mar. Cuando despierta... se ha convertido en zombie y quiere comer cerebros. 


La vida de Liv cambia radicalmente, rompe el compromiso y deja su trabajo en el hospital para trabajar como ayudante del forense del departamento de policía. El forense en cuestión, Ravi, pronto descubre su secreto y decide ayudarla para encontrar una cura. Peeeeeero si esto fuera todo la serie no tendría la gracia que tiene. Resulta que cuando Liv se come un cerebro tiene visiones del momento de la muerte (y los anteriores) del difunto y esto la ayuda a resolver crímenes junto Clive, un detective de homicidios. Liv también adquiere algunos rasgos de la personalidad del difunto y esto provoca situaciones muy graciosas y también de aprendizaje. 


La verdad es que es una serie muy entretenida que va alternando la trama principal sobre Liv, su vida y sus secretos y sobretodo la plaga zombie que se está extendiendo por Seattle de la mano de Blaine, el zombie que contagió a nuestra protagonista.


Yo la recomiendo, me ha gustado mucho. No es que sea una obra maestra pero desde luego me ha parecido que tiene un planteamiento muy original y que es súper entretenida.