Páginas

Los aires difíciles - Almudena Grandes

martes, 12 de noviembre de 2013

Juan Olmedo y Sara Gómez son dos madrileños que deciden instalarse en una urbanización de la costa gaditana.

Cada uno tiene su propia historia y escapan de sus fantasmas.

''Los aires difíciles'' es una novela dramática, donde unos personajes que han sufrido mucho luchan por conseguir encontrar la felicidad.

Juan Olmedo se instala en su nuevo hogar con su hermano Alfonso que padece una discapacidad mental y su sobrina Tamara.
La familia ha recibido un duro golpe, el hermano de Juan y padre de Tamara, Damián, ha fallecido al caer accidentalmente por las escaleras de su casa.
La tragedia sucede tan solo unos meses después de la muerte de Charo, la esposa de Damián.

Juan decide hacerse cargo de su pequeña sobrina y de su hermano, que permanecía al cuidado de Damián. Pero para intentar superar lo sucedido, decide hacer un cambio radical a su vida y marcharse de la ciudad.

Sara Gómez es una mujer de 50 años rica que ha decidido jubilarse antes de tiempo y disfrutar de la vida.

Allí conocen a Maribel y a su hijo Andrés, que se convierte en la asistenta de ambos.

Pero ambos dejan detrás una historia oscura... Juan, enamorado toda la vida de su cuñada Charo, la muerte accidental de su hermano que no termina de convencer a un policía, amigo íntimo de Damián...
Sara, proveniente de una familia muy humilde, ¿cómo ha conseguido llegar a poseer una fortuna?.

Los personajes me han encantado, todos salvo Charo, que me ha parecido una petarda que no se merecía ni la mitad del amor que Juan sentía por ella.

Además me ha parecido un amor sin sentido, toda la entrega y devoción de Juan por una mujer mala y cruel, me ha parecido absurdo.

Pero me ha encantado la forma de describir el amor de Juan, la obsesión que mostraba, la desesperación tras la muerte de Charo.

La historia de Sara me ha gustado también, una mujer dispuesta a todo para obtener lo que justamente se merece, aunque eso no la consiga satisfacer.
Aunque su historia no es tan terrible cómo la de Juan, me ha parecido bastante triste.
Una niña que ha crecido entre el lujo, convencida de que ese era su lugar, que de pronto descubre que todo era una farsa.
Una muñeca que una familia rica obtiene prestada aprovechando su posición hasta que la señora decide que se ha cansado de jugar a las mamás y la devuelve.

Y Maribel, una mujer con un encanto especial, una madre valiente que saca a su hijo adelante sola y que siempre encuentra motivos para sonreír.

Me ha gustado el final, la extraña familia que forman todos. Una familia que se ha unido a causa de las dificultades y que están juntos para enfrentarse al pasado y al futuro.

Una historia que deja buen sabor de boca, nadie les regala nada, han sufrido mucho y todo lo que consiguen al final ha sido a base de esfuerzo.

Y eso es para mi un llamamiento a la esperanza.