Páginas

El Conde de Montecristo - Alejandro Dumas

viernes, 14 de febrero de 2014

Han pasado ya muchos meses desde que leí ''El Conde de Montecristo''.

Debo decir que me encantó. A pesar de ser una novela larga y con un lenguaje un poco antiguo (fue terminada en el año 1844) su lectura me pareció rápida, aunque en realidad estuve un mes con el libro.

Se trata de una historia de amor, de venganza y de perdón.

Edmundo Dantés es un joven a quién la vida le sonríe, pronto será ascendido en su trabajo y está a punto de casarse con una bella española llamada Mercedes.
Pero su felicidad causa las envidias de otros. Danglars, jefe de cargamento que envidia el ascenso de Dantés y Fernando, primo de Mercedes que está enamorado de ella. Juntos planean acusar a Dantés de Bonapartista para que sea encarcelado.
El día de su boda, Dantés es arrestado y llevado ante Villefort, el procurador del rey. Villefort reconoce la inocencia de Dantés, pero para proteger a su padre (el auténtico bonapartista) decide destruir las pruebas y encarcelar a Dantés sin ningún tipo de juicio.

Dantés es encarcelado y cae en la más absoluta desesperación. Los años pasan y parece que tendrá que pasar el resto de su vida encerrado. Intenta suicidarse y escapar, pero fracasa.
Finalmente un día conoce a otro preso, el abate Faria, considerado un loco por todos en la prisión.
Ambos comienzan una relación de amistad que termina siendo muy profunda, se convierte en su padre, mentor y maestro. Juntos se dedican a cavar un túnel con la firme intención de escapar mientras ocultan el túnel que ya une sus dos celdas.
Es gracias a Faria que Dantés comienza a unir las piezas del puzzle de su caída en desgracia y quienes son los culpables.
Pero Faria no consigue ver terminado el trabajo que juntos realizan, primero sufre un derrame que lo deja paralítico y finalmente un segundo ataque termina con su vida. Pero antes de morir le revela a Dantés su secreto mejor guardado, en la Isla Montecristo tiene escondida una gran fortuna.

Para conseguir escapar, Dantés sustituye el cadáver de Faria por su propio cuerpo y es lanzado por un acantilado con una pesada bala atada.

Finalmente consigue salvar la vida al ser rescatado por un barco de contrabandistas. Con ellos pasa los siguientes años bajo una falsa identidad hasta que consigue llegar a la isla Montecristo y descubrir que el abate Faria decía la verdad sobre esa fortuna.

Dantés adopta el nombre de Conde de Montecristo y pasa un tiempo amasando su fortuna y haciendo negocios antes de regresar a Marsella, su hogar.
Pero lo que descubre al llegar allí es desolador para él. Descubre que estaba en lo cierto sobre la traición que sufrió. Además su padre murió terriblemente apenado por la suerte de su hijo, Mercedes se casó con Fernando y tuvieron un hijo y la familia de Morell, únicos que le defendieron durante su detención y se preocuparon de su padre, están al borde de la ruina.

Tras salvar a la familia de Morrell, Dantés decide poner en practica un complejo plan de venganza para hacer pagar a todos los que le destrozaron la vida y sin revelar su verdadera identidad se introduce en las vidas de Fernando, Villefort y Danglars.

Pero las cosas se complican cada vez más para él cuando sus planes de venganza terminan por envolver y dañar a las personas que desea proteger.

La historia de Dantés es terriblemente trágica, parece imposible que nadie pueda llegar a pagar lo suficiente por el daño que le han hecho. Ha perdido 10 años de su vida, no pudo estar al lado de su padre cuando lo necesitaba y perdió a la mujer que amaba.
El personaje sufre una constante evolución siendo imposible reconocer en el conde de Montecristo al joven Edmundo Dantés.
Pasa de ser un joven de brillante personalidad, amable y dulce a un hombre frío, desencantado de la vida con la sola aspiración de vengarse. Y sin embargo podemos ver esa dulzura de forma magnificada en el conde cuando está junto a Haydeé.
Terminamos por ver como es capaz de renunciar a su deseo de venganza en pos de la felicidad de aquellos que ama.
Consigue perdonar y consigue volver a amar.

Vemos además dos tipos de amor en él, el que siente por Mercedes al principio, un amor joven y apasionado. La locura del primer amor.
Y vemos su amor por Haydeé, mucho más maduro y menos pasional, pero más profundo.

La personalidad del conde me ha parecido apasionante y me ha ganado totalmente.

Por otro lado, las historias de la gente que le rodean me han parecido muy interesantes. Remarcaría la historia de la familia de Morrell, que me emocionó profundamente.
Y al personaje de Nortier Villefort que resulta encantador en su rudeza y que enamora con el amor incondicional que le muestra a su nieta pese a encontrarse en estado vegetal.

Una novela de 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis decirme que opináis. Tengo dos normas sobre los comentarios: SIEMPRE contesto y SIEMPRE los devuelvo.