Páginas

La leyenda de Sant Jordi

jueves, 23 de abril de 2015


Montblanc  siempre fue un lugar tranquilo, vivíamos en paz y harmonía hasta que llegó Él. Trajo la destrucción y la muerte, se llevaba nuestro ganado para devorarlo, quemaba los campos que cultivábamos... tan sólo era cuestión de tiempo que atacara algún ciudadano. Almenos eso era lo que contaban.



 Pero yo me preguntaba si era toda la verdad. Siempre he sido una muchacha curiosa, demasiado quizás.

Donde se encontraba su guarida no era un secreto para nadie y desde que le vi sobrevolar el campo de cultivo me invadió un deseo de verlo de cerca, era una locura pero me esa bestia me resultaba fascinante.
Aquella tarde me escabullí de casa y me fui directa hacía la cueva donde habitaba la extraña criatura.

Lo primero que noté fue el olor, no era desagradable, olía a fuertemente a humo. ¿Alguna vez habéis notado el olor a humo? Pues si un día pasáis cerca de un dragón entenderéis a lo que me refiero.

Me acerqué sigilosamente a la entrada de la cueva,  tenía la certeza de que estaba dormido. Por eso mi corazón estuvo a punto de detenerse cuando una profunda voz dijo:

- ¿Quién se atreve a perturbar mi descanso con su presencia?

¡Podía hablar! ¿Cómo era eso posible? Mi instinto de supervivencia me instaba a correr en dirección contraria, pero la lógica me decía que si podía hablar era un ser inteligente y por tanto podría razonar.

- No era mi intención molestarle señor... dragón.- respondí tímidamente.

- ¿Y qué intención tenías exactamente?- respondió y ésta vez asomó la cabeza.

Verle fue algo simplemente increíble. Se trataba de un reptil enorme con unos ojos dorados y unas escamas de un precioso verde esmeralda. Su piel relucía a la luz del sol y parecía ser capaz de verte el alma.
Cuando salió por completo de la cueva yo ya había perdido mi capacidad del habla. Caminaba a cuatro patas y aunque sus alas estaban plegadas pude ver lo poderosas que eran. Sus garras parecían capaces de despedazarme en cualquier momento, sin embargo me miraba con...¿Curiosidad?

- Yo... sólo quería... verte de cerca- estaba aterrorizada.

Y entonces sucedió algo impensable... de su garganta comenzó a brotar un sonido extraño... ¡Se estaba riendo! Y una certeza se apoderó de mí. Aquel ser no iba a dañarme.

Y puede resultaros increíble pero así nació entre nosotros una hermosa amistad. Cada día me escapaba para verle y conversar con Él. ¡Era muy sabio! Había vivido cientos de años y me habló de sus aventuras, de los lugares que había conocido y de las cosas sorprendentes que había visto. 
Se alimentaba de ganado, pero no comía humanos. Y argumentaba que había incendiado los campos en defensa propia.
Le intenté explicar que robar el ganado estaba mal y me aseguró que era temporal. Una herida en su ala le impedía volar grandes distancias y necesitaba recuperarse antes de regresar a su auténtico hogar.

La noche que me dejó montar sobre su lomo y sobrevoló el lugar conmigo fue uno de los días más felices de mi vida.


Cada día esperaba con ilusión a que llegara la tarde y poder ir a verle. Y ese fue mi terrible error. 
No me di cuenta de lo que sucedía a mi alrededor hasta que fue demasiado tarde.
En un alarde de estupidez, el consejo real había tomado la decisión de entregar una persona cada semana al dragón para que la devorara y dejara de comerse el ganado. Se hizo un sorteo con los nombres de cada hombre y mujer del pueblo, incluida la familia real. Y el nombre de la princesa salió por azar.

Lo descubrí mientras comíamos en casa, mi padre nos dijo con tristeza que la princesa había partido para encontrar la muerte en brazos de aquella bestia. No me preocupé en exceso, pues sabía que Él no la dañaría y la mandaría de regreso a casa. Pero entonces llegó la terrible noticia.

- Aún tenemos esperanza, poco después de que la princesa se marchara llegó un joven caballero. Iba armado con una poderosa lanza y prometió terminar con la vida del monstruo y salvarnos a todos - dijo mi padre.

El terror se apoderó de mí. ¿Matarlo? No podía permitir que sucediera algo así, me levanté sin perder más tiempo y salí corriendo dejando a mis padres sorprendidos.

Corrí sin pensar en nada más que llegar a tiempo, no hice caso de las quejas de mis músculos, ni de la falta de aire que notaba en los pulmones. Sólo pensaba en Él, en evitarle cualquier daño.

Cuando por fin llegué le vi apoyado sobre sus dos patas traseras con las alas desplegadas. Delante estaba el joven caballero apuntándole con su lanza, la princesa se hallaba se escondida tras el hombre.

Visualicé lo que sucedería, atravesaría el pecho de mi preciado amigo con su lanza. No podía permitirlo. No sé de donde salieron las fuerzas que me impulsaron hacia delante, más deprisa, más veloz, para interponerme entre la lanza y Él.

Sus ojos mostraron terror al verme allí y me apartó antes de que la lanza pudiera alcanzarme. Por un momento pensé que todo estaba bien, le explicaría a ese hombre que era inofensivo, que nunca haría daño a los humanos y le dejarían en paz.

Entonces vi la sangre y descubrí  horrorizada la lanza clavada en su costado. Un grito de dolor escapó de mi garganta y las lágrimas inundaron mis ojos. Temblando me incliné sobre Él. 
El caballero y la princesa miraban la escena sobrecogidos y en silencio, para mí habían dejado de existir.

- No, no... por favor- supliqué llorando.

- Has puesto en riesgo tu vida mi querida niña... no hagas algo tan estúpido nunca más - me dijo y pude ver alivio en sus ojos.

- Dime que vas a ponerte bien, por favor.

- Lo siento... pero mi hora ha llegado. No tienes que estar triste. La mayoría de los de mi raza mueren en soledad. Yo soy afortunado porque tú estás aquí. Eres la humana más especial que he conocido nunca y nos volveremos a encontrar amiga mía...

Y sus ojos cerraron perdiendo su luz para siempre. En aquel momento su cuerpo comenzó a brillar y se convirtió en un millón de chispas que me rozaron y se elevaron hacia el cielo. 
Pude sentir su espíritu y eso hizo que me invadiera una sensación de paz.

La tierra absorbió su sangre y una planta comenzó a brotar de forma mágica. Apareció un  majestuoso rosal  y florecieron las rosas rojas más hermosas que había visto jamás. Aquel fue su regalo de despedida.



El caballero y la princesa no dijeron nada. Sobraban las palabras.

Al regresar al pueblo estalló la celebración, pues nadie sabía que el crimen se había cometido contra aquella criatura. Estaba demasiado triste para sentir rabia.

Al caballero le ofrecieron la mano de la princesa y para sorpresa de todos la rechazó anunciando que partiría del pueblo al alba. Me buscó entre la multitud y clavó su mirada en mí. Entonces supe todo lo que había callado, lamentaba su error y partía del lugar con la vergüenza en su corazón.

Cuando al alba escuché llegar un jinete al jardín de casa supe que era el caballero. Salí antes de que tuviera que llamar.

- Mi nombre es Jorge y quiero que sepa que voy a dedicar el resto de mi vida al servicio de los demás para intentar obtener el perdón por lo que hice. Estaba dispuesta a dar su vida por salvarle y él se sacrificó para salvarla. Un acto tan generoso no puede ocultar maldad.

- Él no era malvado. Nunca tuvo intención de dañar a ninguna persona.

El joven se arrodilló frente a mí.

- No he aceptado la mano de la princesa porque mi deseo es suplicaros que vengáis conmigo. Vos sois capaz de ver más allá de las simples apariencias y descubristeis bondad donde todos los demás vimos únicamente maldad. Os ruego que me acompañéis, pues haré lo imposible por obtener vuestro perdón.

Y decidí marcharme. No podía soportar la necedad de aquel lugar con aquellos habitantes que habían escogido sacrificar vidas humanas, que no habían intentado comprenderle a Él.
Me había enseñado que la vida tenía mucho más que ofrecer y yo quería descubrirlo, por los dos. 
Por ello tomé el caballo que Jorge me había dado, escribí una nota a mis padres y partí.

Lo único que quise ver antes de marcharme para siempre fue aquel rosal. Observé la rosa por última vez ajena a que se convertiría en un símbolo del amor. Ajena a que nacería una leyenda entorno al pueblo, a Jorge y a Él. Ajena a que cada año los enamorados regalarían una rosa roja a sus amadas mujeres.


Pero lo que yo si sabía y las generaciones venideras ignorarían, es que realmente aquella rosa era el símbolo del amor. Del amor entre dos criaturas dispuestas a sacrificarse la una por la otra. Del amor más sincero, puro y desinteresado que jamás se hubiera visto.

95 comentarios:

  1. Me encanta tu leyenda de St. Jordi. Es preciosa.

    una lluvia de besos y pétalos de rosas

    ResponderEliminar
  2. Es precioso. Muy triste pero precioso :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Me ha gustado muchísimo. Un relato precioso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Me gusta mucho! Especialmente que al final la chica se largara con el caballero.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que estábamos... que se fuera con él xD

      Eliminar
  5. Pedazo leyenda te has montado, me gusta mucho el cariz que le has dado, toda la historia es bonita, triste, con escenas muy visuales. Las fotos que acompañan la historia son maravillosas. Es una pena que no pudieras cambiarle el final...
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado >.< Viniendo de ti me hace especial ilusión, porque me encanta como escribes.

      Eliminar
  6. Muy bonito el relato

    Feliz día del libro

    ResponderEliminar
  7. Muy muy bonita, Seveth!!! Me ha gustado mucho el relato.
    Feliz Día del Libro!!

    ResponderEliminar
  8. Preciosos relato!!!! Tierno,emotivo,conmovedor!!!!!!!!!!! Me encantoª!!!!!

    Feliz Dia del Libro!!!

    Besitoss

    ResponderEliminar
  9. Qué bonita, me he quedado sin palabras...
    FELIZ Día del Libro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Feliz Sant Jordi!! Y bonito homenaje!
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la información. Siempre es bueno saber algo más. Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  12. Hola preciosa!
    Muy lindo el relato. Feliz día del libro. Besotes

    ResponderEliminar
  13. Hola! No tenía ni idea de esta leyenda. La conocía pero nunca desde este punto de vista tan increíble. Me ha gustado mucho el modo en que la has contado. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ficción pero me alegro de que te haya gustado.
      Besos!

      Eliminar
  14. ¡¡Que bueno el book-tag!!

    No, ahora en serio me ha gustado el relato jajaja

    ResponderEliminar
  15. Genial entrada :P
    ¡Feliz día! =)

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola!
    Me encanta el enfoque que le das a la leyenda ldjkdsjflkjdslfkd *-* De verdad.
    Un beso:3

    ResponderEliminar
  17. Hola! Me encanta esta historia, cada año me la contaban en el colegio y quedaba encantada ;) Feliz día del libro, un beso!

    ResponderEliminar
  18. Esta muy bien el relato, una visión diferente, me ha recordado a un largometraje que vi el otro día sobre la leyenda, según han pasado las generaciones la historia se ha ido modificando, yo me quedo con la parte más bohemia del día, regalar libros y rosas, es uno de los días que más disfruto del año, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los libros es maravilloso. Y es precioso ver como Barcelona se llena de rodas <3

      Eliminar
  19. La leyenda está muy bien y me ha encantado el enfoque que le has dado!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Hola Seveth muy bonita la historia y un poco triste, gracias por compartir y feliz día del libro.

    ResponderEliminar
  21. Ay que bonito, me encantado y que pena todo ;_;

    Un besito!

    ResponderEliminar
  22. Preciosa la historia y el modo en la que la has contado. Espero que hayas tenido un feliz día!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  23. Llego un día tarde pero feliz Día del libro y la historia me ha gustado. No la conocía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Una leyenda fantástica y mejor aún tu modo de relatarlo
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Es precioso. De todas las historias parelelas y giros en la leyenda que he leído, esta es una de las que más me han gustado. Te ha quedado preciosa, la verdad ^^

    Un beso, nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustad, de verdad gracias >.<

      Eliminar
  26. Hola, me ha encantado el relato, me ha llegado al corazón, precioso, transmite y mucho.
    Besos y Feliz DIa del Libro.

    ResponderEliminar
  27. Hola preciosa!
    Te he nominado a un premio. Besotes
    http://fantacyviolet.blogspot.com.es/2015/04/premios.html

    ResponderEliminar
  28. Hola!!
    Siempre me ha gustado la leyenda de San Jorge, pero no la conocía de este modo, la verdad es que me ha encantado <3
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ficción, quise darle un toque diferente.
      Besos!

      Eliminar
  29. Woow que destreza con el relato, muy bien descrito y narrado *u*
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  30. Que bonita bonita leyenda,nunca la habia escuchado, me ha gustado mucho,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Es que me la he inventado xDD

      Eliminar
  31. ¡No la conocía! Muchas gracias por ponerla, ha sido todo un descubrimiento.

    bsos!

    ResponderEliminar
  32. Holi!! tienes un premio en mi blog!! aquí tienes la URL: http://losproblemasotaku.blogspot.com.es/2015/04/premio-bloggera-con-buen-rollo.html
    Beshos

    ResponderEliminar
  33. Holaaa!
    Me ha gustado mucho la historia paralela.
    Preciosa entrada.
    Feliz día del libro.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  34. ¡Hola! Qué linda entrada. Me llegó un montón ♥

    Besote.

    ResponderEliminar
  35. ¡Vaya! Tu cuento realmente me ha emocionado, hasta se asomaron algunas lágrimas. Será que estoy muy sensible.
    Muy buena historia.
    Te sigo. Y con respecto a tu comentario, claro que puedes enlazar la entrada, sería un placer.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  36. Ohh, simplemente hermoso! Me encantó:)
    ¿Lo escribiste tú?
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si >.< Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  37. ¡Hola! Muy bonito :)

    1beso

    ResponderEliminar
  38. Fabulosa¡¡¡ me encanta esta historia y esta que nos presentas mucho más¡¡ un besazo y felicidades¡¡

    ResponderEliminar
  39. anda, me ha encantado!! que bonito!! lo has escrito tu?? si lo has escrito tu, soy tu fan ahora mismo jejeje

    un besito!

    ResponderEliminar
  40. ohhh ¡qué bonita! no la conocía.
    Un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Es una historia inventada.
      besos!

      Eliminar
  41. ¡Holaa! No conocía la historia, y es simplemente preciosa ♥
    Nunca hay que juzgar por las apariencias y ese es el amor más sano que puedes encontrarte. Es perfecto!
    Mil gracias por la entrada :)
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  42. como nos gusta y como disfrutamos de este dia!!
    __cuchus__

    ResponderEliminar
  43. Gracias por compartir la leyenda, conocía su versión resumida, pero esta me ha gustado más. 1beso!

    ResponderEliminar
  44. Jajajajaja! Espero que no suene feo, pero me descojono de algunos comentarios. Te nombrarán catalana del año... o roba leyendas aragonesas del año. Me encanta el punto de vista que le has dado a la historica leyenda :D

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDDDD Ya, es que tiene tela la cosa.

      Eliminar

Podéis decirme que opináis. Tengo dos normas sobre los comentarios: SIEMPRE contesto y SIEMPRE los devuelvo.