Páginas

Qué ver en un día en Hiroshima y Miyajima

miércoles, 30 de enero de 2019

Hoy os hablaré de una de las salidas que más me impactaron en Japón, Hiroshima y Miyajima, una de las visitas más duras junto a una de las hermosas.

¿Cómo llegar?
Lo mejor es ir allí es coger un tren de alta velocidad shinkansen desde Kioto. Se tarda aproximadamente 2 horas y yo lo cogí desde la estación principal de la ciudad. La ruta ha de ser Kioto - Hiroshima.

Hiroshima es tristemente conocida por ser una de los dos ciudades japonesas sobre las que Estados Unidos lanzó una bomba atómica durante la Segunda Guerra Mundial. Estos acontecimientos tuvieron lugar el 6 de agosto de 1945 a las 8:15h. El nombre de la bomba era ''Little Boy'' y estalló a 590 metros del centro de Hiroshima. El resultado fue la destrucción del 90% de la ciudad. En aquel momento estaba poblada por 350.000 personas y desde el 6 de agosto hasta el 31 de diciembre se calcula que fallecieron unas 140.000 incluyendo los que fallecieron en el momento de caer la bomba y los que lo hicieron más tarde por las heridas o enfermedades causadas por la radiación. La cifra aumenta a 300.000 si contamos a las víctimas que fallecieron por cánceres relacionados con la radiación. La verdad es que es aterrador. Tres días más tarde arrojaron una segunda bomba sobre Nagasaki.

¿Qué ver?
La verdad es que yo centré la visita en los tres lugares relacionados con la bomba atómica: la Cúpula de la Bomba Atómica, el Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima y el Museo de la Paz de Hiroshima.

Cúpula de la Bomba Atómica
Es el único edificio que queda en Hiroshima tal y como quedó tras la caída de la bomba. En 1996 fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. La verdad es que impresiona verlo sabiendo lo que allí sucedió.


Parque Conmemorativo de la Paz
Está al lado de la Cúpula de la Bomba Atómica y es un lugar de agradable paseo. Tiene diferentes monumentos para el recuerdo de lo que allí sucedió. Uno de los que más de gustó fue La Llama de la Paz, una llama que permanecerá encendida hasta que se destruyan todas las armas nucleares del planeta.

Museo de la Paz de Hiroshima
Este es el museo más duro que he visitado jamás. Su visita fue complicada y tuve que detenerme en varias ocasiones para reponerme y continuar. Comienza con un repaso de historia que nos explica la situación que se vivía y que terminó con el lanzamiento de las bombas. Lo siguiente de lo que nos hablan es de las bombas, como eran, el efecto que causaron y que provocaron en las personas que se vieron expuestas a ella. La última parte de la exposición está compuesta por testimonios, objetos y fotografías de las víctimas. Y la verdad es que eran sobrecogedoras y terribles.
Una de las historias más conocidas es la de Sadako Sasaki, una niña que con 2 años fue expuesta a los bombardeos. A pesar de sobrevivir a esto con 11 años desarrolló leucemia a causa de la exposición que había sufrido. Al ser ingresada, su compañera de habitación le explicó la leyenda japonesa que dice qué quien pliegue mil grullas de papel podrá pedir un deseo y se cumplirá. Sadako comenzó a plegar las grullas para poder pedir curarse pero desgraciadamente falleció. Sus compañeros de la escuela plegaron 1000 grullas con las que fue enterrada y se convirtieron en un símbolo de esperanza.
Esta es una de las muchas historias que se pueden conocer allí, todas ellas son terribles y lo cierto es que me impactaron mucho.

Tras visitar el museo fuimos a comer okonomiyaki (comida típica de Hiroshima) y volvimos a la estación central de Hiroshima para poner rumbo a Miyajima.

¿Cómo llegar a Miyajima? 
Fácil, desde la estación central hay que coger un tren con dirección Miyajimaguchi. Allí está perfectamente señalizado el camino al ferry (incluido en el JR Pass).

¿Qué ver en Miyajima?
Mi visita fue relativamente corta y se centró en el santuario Itsukushima y su gran y famoso torii.

Santuario Itsukushima y su gran y famoso torii
La idea era ir por la tarde para poder disfrutar del atardecer y con un poco de suerte encontrar menos personas de lo habitual.
El santuario Itsukushima cierra a las 18:00h y cuando fuimos nos quedaba una hora para visitarlo. La marea estaba baja y por eso mismo no lo pudimos ver cuando las aguas lo cubren pero la verdad es que había pocas personas y la visita se hizo mucho más agradable.
Su diseño me pareció diferente a los otros que habíamos visitado y por eso mismo me gustó más. Al no haber tantos turistas reinaba mucha calma y silencio y pasear por allí me pareció una experiencia mágica.
Más tarde fuimos a sentarnos frente al torii (al que no se podía llegar por la marea) y vimos la puesta de sol. Poco puedo deciros de la experiencia, hay que vivirla.


Los inconvenientes de ir a ver el lugar por la tarde es que no te da tiempo de visitar toda la zona y la verdad es que es un lugar encantador. Pudimos ver ciervos, aunque pocos a causa de que no nos adentramos mucho por la zona. Sin embargo debo decir que no me arrepiento de la hora a la que fui ya que había poca gente (y estaba harta de las aglomeraciones) y ver el santuario y el torii iluminado me pareció precioso.

Y esto es todo, espero que os haya gustado la entrada.

Reseña: Vampire Academy: Sangre Azul - Richelle Mead

lunes, 28 de enero de 2019

¡Hola Bellos y Bellas! Aquí vengo con la segunda parte de la saga. Espero que os guste y que me digáis que tal si la habéis leído.
Rose Hathaway tiene un serio problema. Su guapísimo tutor Dimitri se está fijando en otra, su amigo Mason está colado por ella y el vínculo telepático que tiene con su mejor amiga la vuelve loca cuando ésta se enrolla con su novio, Christian. Entonces un gran ataque Strigoi pone en alerta a la Academia, que no está dispuesta a correr ningún riesgo: este año, la semana de esquí con motivo de las fiestas de St Vlad, será obligatoria. Pero el resplandeciente paisaje invernal y la elegante estación de esquí de Idaho sólo crean una ilusión de seguridad. Cuando 3 estudiantes escapan para contraatacar a los mortales strigoi, Rose tendrá que unir sus fuerzas con las de Christian para rescatarlos. Sólo que esta vez, Rose -y su corazón- corren un peligro mayor de lo que podría imaginar.


Segunda parte :D


La verdad es que seguimos bastante cerca de donde se quedó la cosa. Arrancamos con tranquilidad, las cosas van volviendo a su lugar. La relación entre Lissa y Christian va bien, Rose sigue con sus entrenamientos y enamorada de su instructor.


Pero la tranquilidad dura poco, los strigoi se han organizado y están asesinando morois. Obviamente todas las alarmas habidas y por haber saltan, y comienzan a tomar las medidas de protección.


La verdad es que la evolución de los personajes es bastante inexistente


Lissa me gusta como está, desea controlar su magia y no deja de pensar la forma de lograrlo.
Y Rose... es que esta chica es muy particular, le dan unos venazos muy chungos. A ratos quiere ser la guardiana super responsable que se supone debe ser y en otros momentos se convierte en la niñata inmadura que en realidad es.
A pesar de eso, Rose no me disgusta. Me hace gracia y sobretodo me parece admirable su valor.


Nos encontramos con una segunda parte más dramática y dura, con una Rose que debe demostrar su fuerza y valía.


La novela no pierde el ritmo en ningún momento y está a la par de su primera parte.
La verdad es que tiene un final bastante cerrado, no te deja muerta de ganas de saber que pasa en la siguiente. Y los celos han formado parte de toda la novela, cosa que me ha hecho bastante gracia.


Sigue siendo una saga ligera que se lee con mucha rapidez y que no te obliga a pensar. Los personajes están en general bien definidos y en ésta segunda parte aparecen nuevos que también me han gustado y quiero conocer más.

642 cosas sobre las que escribir: El momento más glorioso que hayas vivido al saborear un helado.

domingo, 27 de enero de 2019

¡Hola a todos! Os dejo el ejercicio de escritura de hoy, no pega porque ahora mismo ganas de comer helado no hay pero... así ha quedado.

El momento más glorioso que hayas vivido al saborear un helado.


Era de nata con trocitos de chocolate negro. Adoro la nata y pocas formas se me ocurren de mejorarla, pero sin duda una de ellas es con chocolate. El entorno era además el idóneo, un paseo marítimo con el sonido de las olas y el olor a mar cómo telón de fondo. Un momento ideal para cerrar los ojos y disfrutar de su saber utilizando también los otros sentidos.

¡Hasta mañana!

Reseña: El año que trafiqué con mujeres - Antonio Salas

viernes, 25 de enero de 2019

Tras el enorme éxito de Diario de un skin, Antonio Salas se infiltra esta vez en un submundo desconocido para la mayoría de los ciudadanos, el de las redes de prostitución internacionales. Un auténtico mercado del sexo en el que se comercia con mujeres indefensas que llegan engañadas a España. Con un ritmo trepidante, desmenuza estas redes: cómo funcionan, cuánto dinero mueven, dónde están. Salas, infiltrado como comprador, se juega la vida para desvelar los pormenores de estas siniestras mafias. Analiza también el mundo de la prostitución de lujo que se esconde detrás de determinados anuncios del periódico y en el que están implicadas modelos y actrices, de las que da datos significativos.


La verdad es que desconocía la existencia de esta novela hasta que Ester nos lo recomendó a Lorenna y a mí en la última quedada de bloggers de Barcelona que hicimos. He tardado un tiempo en ponerme con la obra peeeeero más vale tarde que nunca. Ella nos dijo que era muy duro y que además era bastante increíble las cosas que se contaban.

Para los que no le conozcáis, Antonio Salas, es un periodista infiltrado. Son varias las novelas que ha escrito infiltrándose en grupos bastante peligrosos, esta es su segunda novela. La primera fue ‘‘Diario de un Skin’’ y encontramos bastantes referencias de la misma. La verdad es que infiltrarse en mafias de tráfico de personas no cabe duda que es peligroso, igual que infiltrarse en grupos neonazis. Así que Antonio Salas tiene todo mi cariño y admiración por lo que hace, por jugarse para traernos una realidad que muchos desconocemos y seguro de que con la esperanza de que entre todos logremos cambiar algo.

Descubrir lo que se oculta detrás del mundo de la prostitución me ha dejado horrorizada. He visto por Twitter últimamente publicaciones de alguna Trabajadora Sexual (creo que es actriz porno) que pide que se las respete y que se considere el suyo como un trabajo más.
La verdad, antes de leer la novela le hubiera dado la razón. Ahora no puedo, no soy capaz. Porque todo lo que se esconde detrás de la industria del sexo es escalofriante, porque las estadísticas dicen que sólo un 4% de las mujeres que ejercen la prostitución lo hacen libremente. ¡Un 4%! Eso nos deja un terrible 96% de mujeres que ejercen la prostitución porque no tienen elección. Que son tratadas como ganado y que no tienen ningún derecho. Y las historias que se narran son horrorosas, tan horroroso como saber que es posible comprar a una niña de 12 años para tenerla como esclava sexual en Madrid (y no dudo que en cualquier ciudad española).

Así que para mí no hay respeto posible. Censuro la prostitución y todo lo que tiene alrededor (y eso incluye el porno). No puedo respetar ni aceptar nada relacionado con ese tema y para mí cualquier persona que consuma algo de esa industria o que se dedique libremente está colaborando en mantenerla viva y es responsable y culpable de la situación de ese 96% de mujeres esclavizadas, torturadas, explotadas y totalmente deshumanizadas. Y punto.

Desde aquí recomiendo a todo el mundo a que lea esta novela, no tengo ninguna duda de que os volveréis tan intolerantes con el tema como lo soy yo. Ver como Antonio Salas ha ido sintiendo un desprecio cada vez mayor hacia los de su propio género (los hombres) por participar en ello da que pensar.
Y sobretodo entender que los responsables de que esto suceda son aquellas personas que lo consumen, aquellas que buscan una prostituta para satisfacerse o que se descargan pornografía. En un mundo ideal la pornografía no tendría porque ser algo negativo, lo reconozco, pero cuando lees la novela te das cuenta de que el porno tiene una gran influencia sobre el mundo de la prostitución. En un mundo ideal la justicia evitaría que una chica de 20 años sea secuestrada en su país por una mafia, traída a Europa y obligada a prostituirse. La justicia impediría que si además esa chica tiene la desgracia de quedar embarazada, su amo (porque los proxenetas son los amos de esas chicas) le quite a su hijo y lo utilice para amenazarla. La justicia también evitaría que una niña de 12 años (e incluso menos) sea vendida por sus padres que viven en la miseria para que un europeo pueda comprarla como a su esclava sexual y desvirgarla. En un mundo ideal todas esas cosas no pasarían. 

Pero vivimos en el mundo que vivimos y es una mierda. Y sois escépticos sobre que estas cosas puedan ser posibles (yo lo era) os contaré algo más.
Ya he comentado varias veces que soy Integradora Social. Pues en una de nuestras salidas para conocer los recursos de la zona que se ofrecen a las personas que los necesitan acudimos a un centro especializado en mujeres, que además recibía a un número muy alto de prostitutas y que conocían de primera mano el tráfico de personas en este país. Así que yo aproveché y le pregunté. Quise saber si realmente era posible porque no me entraba en la cabeza (sobretodo lo de comprar niñas). Ella me dijo que desgraciadamente si, que todo lo que yo había leído sobre el tema era real e incluso peor. Dijo que por seguridad no podía contar nada, pero que ella misma había pasado miedo porque por ayudar a ciertas mujeres ponía en riesgo su seguridad y que tras unos años en ese departamento había tenido que cambiar a otro.

Siempre he creído que los lectores somos personas empáticas, que tenemos una capacidad bastante desarrollada para poder ponernos en la piel de otro adquirida gracias a la lectura.
Así que por favor imaginar lo que sienten. Ya no sólo las secuestradas, también las que vienen a Europa para huir de la miseria más absoluta con una enorme deuda que pagar. Imaginar vivir siempre con miedo a los golpes o a que os maten si no obedecéis (a vosotras o a vuestra familia), imaginar que cada día tenéis que practicar sexo con varios hombres en contra de vuestra voluntad, que os piden cosas que no queréis hacer, siempre con el riesgo de ser violadas (porque sí, a las prostitutas las violan, cuando por ejemplo se niegan a practicar sexo sin preservativo y el cliente lo hace por la fuerza), y que además si sois violadas nadie haré NADA, porque ¿Quién va a creerse que han violado a una puta?. Imaginar que tenéis un hijo y os lo quitan, que no os dejan verlo prácticamente nunca y que lo usan para amenazaros. Imaginar vivir así un día tras otro, al principio con esperanza, luego ya sin ella.
Y si sois hombres, imaginar que esa vida se la imponen a vuestras madres, hermanas, parejas o amigas.
Seguro que conocéis alguna niña de 10-12 años. Imaginar que la secuestran para hacerle eso.

Es simplemente terrible y demasiado horroroso. Pero es una realidad y no podemos ni debemos darle la espalda. Por eso creo que la lectura de esta novela es importante, porque creo que tenemos que conocerlo y entenderlo para poder censurarlo con todas nuestras fuerzas.

Es evidente que como individuos individuales no podemos hacer prácticamente nada. Pero podemos censurarlo, podemos rechazarlo con todas nuestras fuerzas. Podemos inculcar ese rechazo a nuestros niños y podemos dar la espalda a todo aquel que de alguna forma lo alimente.
Pienso que si una mujer o un hombre quiere dedicarse a la prostitución están en su derecho de hacerlo. Pero si más del 90% de las prostitutas en España lo son de forma obligada es que algo falla. Es que realmente no hay tantas mujeres que quieran dedicarse (no entro en detalles sobre el porqué, quizás si estuviera regulado y fuera seguro habría más mujeres que querrían) y por lo tanto está mal.
Y con esto no estoy diciendo que rechacemos o vertamos odio contra las prostitutas, nada más lejos. Son víctimas y nuestro deber como sociedad es protegerlas y ayudarlas. Es mostrarles la cara amable de la vida, es devolverles la humanidad que les ha sido arrebatada.





A quienes tenemos que rechazar son a todos esos clientes
, ciudadanos de a pie que parecen buenas personas. Puede que sean vecinos o conocidos, incluso amigos nuestros. Hasta que comprendan el daño que hacen con sus acciones, el dolor que tienen que sufrir esas mujeres a diario. Hasta que entiendan que son el motor que mueve el engranaje del tráfico de personas, la gasolina que hace posible que funcione. 

Las escalofriantes aventuras de Sabrina: Primera temporada

miércoles, 23 de enero de 2019


No tenía ninguna intención de ver esta serie, la tenía descartada porque me parecía una serie infantil (o para adolescentes como mucho). Pero una persona de cuyo criterio me fío mucho (por lo menos sobre series o películas, para lo demás tiene un gusto regulero) me la recomendó y yo no tardé nada en ponerme con ella. Y fue un acierto, me ha gustado bastante.


Primero diré que no tiene nada que ver con la serie de Sabrina, cosas de brujas que yo veía de pequeña. Estamos ante una versión más oscura y satánica. La protagonista sigue siendo Sabrina, una adolescente bruja a punto de cumplir los 16. Esto es un hecho importante ya que a partir de ese momento deberá seguir el camino del Señor Oscuro y renunciar a su vida de humana loser sin poderes. Sin embargo esto a Sabrina no le hace demasiada gracia, lleva toda su vida con mortales y les quiere. El conflicto está claro ¿no?


Es verdad que no me equivocaba en que era una serie con muchos tintes adolescentes pero también tiene muchos detalles y momentos que la convierten en una historia más adulta. Las brujas y brujos que conoceremos en esta historia son de una moralidad dudosa y adoradores de Satán lo que provoca que cosas como comer carne humana o sacrificar a personas esté bien visto y sea normal. No tengo claro si ese concepto de la brujería me termina de convencer o gustar, porque se pinta la magia como algo necesariamente oscuro y la verdad es que a mí siempre me ha gustado más cuando hay la contraposición entre magia blanca y magia negra. Pero si me ha parecido interesante ver esa faceta.


Lo que finalmente no me ha convencido es el personaje de la propia Sabrina. No me ha caído bien y no entendía ni compartía algunas de sus decisiones, me ha parecido muy egoísta en algunos momentos y muy estúpida en otros.


Sin embargo, no ha sido un factor determinante ya que aunque ella me haya caído mal la serie en su conjunto me ha gustado y tengo ganas de ver la segunda temporada para saber que rumbo toma la trama.
Es una serie que tiene momentos divertidos, otros dramáticos y que sobretodo es entretenida de principio a fin.
Así que os invito a verla, recomendada queda.

Reseña: El Ciclo de la Luna Roja I - La cosecha de Samheim - José Antonio Cotrina

lunes, 21 de enero de 2019

Comienza la cuenta atrás para el regreso de la Luna Roja. Doce jóvenes muy especiales han sido "captados" para sobrevivir en la ciudad de Rocavarancolia hasta ese momento crítico. ¿QUÉ PASARÁ CUANDO SURJA LA LUNA ROJA?


Yo ya no sé que más decir de éste hombre que no haya dicho ya. Es mi autor favorito, disfruto de sus novelas cosa mala y siempre que cojo uno de sus libros sé que es apuesta segura.

''La cosecha de Samheim'' es la primera parte de la trilogía ''El Ciclo de la Luna Roja''. Descubriremos un mundo, Rocavarancolia, al que unos chavales son llevados desde la Tierra para salvarlo.
Y es que Rocavarancolia está muriendo, sufrió una guerra 30 años atrás que la dejó prácticamente en ruinas, siendo una sombra moribunda de lo que era. Por eso cada año el demiurgo del lugar marcha en busca de niños que sean especiales, aptos para salvar la ciudad.

Cotrina tiene un don para crear mundos alternativos muy oscuros, por eso en Rocavarancolia nos encontramos un mundo perfectamente formado y sin fisuras, con unos habitantes igualmente bien formados y complejos, cada uno con su historia.
Pero si pensáis que Rocavarancolia es un mundo bonito... va a ser que no. Es un mundo de pesadilla, peligroso hasta decir basta donde sobrevivir es algo complicadísimo. Y a mí me encanta.
Sus habitantes son igualmente pintorescos e interesantes. Personalmente me encanta como Cotrina es capaz de mostrarnos personajes con una naturaleza claramente malvada y hacer que igualmente empatices con ellos.

Es una obra teñida de oscuridad y de personajes retorcidos en la que no puedes fiarte de nadie. Los habitantes de Rocavarancolia me han llamado más la atención que los niños humanos y estoy deseando continuar con la segunda parte para ver que pasa con todos ellos.

De nuevo me he encontrado una historia que me ha generado muchas emociones, que me ha dejado atrapada desde el primero momento y que me ha encantado.

Espero que si os gusta el género de fantasía (sobretodo oscura) os animéis con cualquiera de sus novelas porque de verdad son geniales.

642 Cosas sobre las que escribir: Lo más cruel que te han dicho jamás.

domingo, 20 de enero de 2019

¡Hola Bellos y Bellas! Lo suelo decir mucho pero es que realmente muchas veces me cuesta horrores sentirme inspirada, pero pienso que es importante seguir intentando escribir salga lo que salga.

Lo más cruel que te han dicho jamás.


Esas palabras no quiero recordarlas a pesar de tenerlas grabadas a fuego en mi mente. Querer a una persona de forma total y sin reservas, qué su bienestar te importe más que el tuyo propio y sin embargo convertirte en la causa de su sufrimiento es un golpe muy duro. Yo sentí morir algo dentro de mí y cuando pienso en sus palabras no puedo evitar que el dolor me oprima con fuerza. No voy a repetirlas, porque son mi sentencia y no deseo compartirla. Pero sin duda fueron las más crueles que me han dicho nunca.

Mañana más ;)

Reseña: Las Crónicas de la Torre III: La llamada de los Muertos - Laura Gallego

viernes, 18 de enero de 2019

Crónicas de la Torre I
Crónicas de la Torre II

Tras la llegada a la Torre de Saevin, un muchacho con unos poderes excepcionales, Dana siente que algo extraño está a punto de suceder y decide viajar a la Ciudad Olvidada para visitar el Templo Sin Nombre y consultar al Oráculo. La aterradora profecía que sale de su boca y en la que se verán implicadas once personas la inquieta todavía más. Pero ¿existe alguien capaz de manipular los designios del destino?


He tardado cerca de tres años en terminar la trilogía, que se dice pronto. La verdad es que si me lo he tomado con tanta calma es porque tampoco han sido unos libros que me hayan dicho demasiado ni me hayan enganchado.
Pero bueno, se ha terminado y hay que reseñarlo. Kai se había convertido en un dragón y en esa forma pudo quedarse junto a Dana que se había convertido en la Señora de la Torre. Fenris se ha marchado y Salamandra tras él. Jonás se ha quedado en la Torre, Conrado se ha marchado para seguir sus estudios y Nawin ha vuelto a su reino para ocupar el trono.
Pero la tranquilidad de la Torre queda comprometida con la llegada de un nuevo alumno, Saevin, un joven callado y extraño. Es entonces cuando Dana recibe una visita del Más Allá que la avisa sobre una profecía que los compromete a todos.
La trama transcurre rápido, nos metemos rápido en el meollo y en la aventura. Hay una profecía que nuestros protagonistas interpretan y quieren que ciertas partes se cumplan (las buenas) y que otras no (básicamente las de muertes terribles y eso).
No he detectado ninguna evolución en los personajes, siguen igual que en la novela anterior. Diría además que no se profundiza demasiado en ninguno, ni siquiera en los protagonistas, se pasa muy por encima por sus sentimientos.
Estamos ante una aventura independiente y diferente de las novelas anteriores que si tiene de trasfondo la historia de amor de Dana y Kai.
La verdad es que no es una trilogía que me haya marcado, me ha parecido bastante normalita.
Hay muchos libros de fantasía que me parecen mejores y es por eso que no puedo decir que sea una trilogía imprescindible, más bien al contrario.

Guía para visitar Kioto en 3 días

miércoles, 16 de enero de 2019

Kioto fue la joya de mi viaje a Japón. Una ciudad que me dejó completamente enamorada, me gustó incluso más que Tokio. Organizar la visita a Kioto resultó bastante más fácil que a Tokio a pesar de tratarse de una ciudad igualmente grande. Es la ciudad de los templos, te los encontrabas en los lugares más insospechados y lo cierto es que eso a mí me encantó.

Yo os voy a poner los itinerarios y visitas que hice, pero esto es algo subjetivo y que depende mucho de los intereses de cada uno.

Día 1. Zona noroeste y centro de Kioto.

Para hacer este recorrido estuve todo el día y la verdad es que realicé la mayor parte a pie (y acabé muy cansada).

- Templo Kinkakuji. La primera parada fue el templo Kinkakuji (más conocido como Pabellón dorado). La verdad es que es precioso, eso es indiscutible. Las paradas de las dos plantas superiores del pabellón están recubiertas de pan de oro y la verdad es que le dan un aspecto increíble. Además el efecto del pabellón reflejado en el lago simplemente me enamoró. La pega que tiene es que hay MUCHA gente, pero de verdad, muchísima. El día nos pilló un poco lluvioso pero ni siquiera eso consiguió empañar la visita.


- Templo Ryoanji. Tras visitar el Pabellón dorado la siguiente visita fue el templo Ryoanji, un templo budista zen famoso por su jardín seco. Es un jardín del que se sabe poca cosa, pues creador no dejó ninguna explicación sobre su significado. Personalmente este jardín no me gustó especialmente, me gustaron mucho más los jardines que se encontraban a los laterales y detrás del Hojo. También es cierto que el poder disfrutar más o menos del templo depende del resto de personas que lo visiten, si están callados es mucho más agradable.


(Parece que en cualquier momento vayas a ver salir un duende)

- Templo Ninnaji. Esta fue otra de las visitas que más disfruté. La verdad es que no me pareció un templo convencional o parecido a los otros, me recordaba a un palacio (como esos que salen en las películas de samurais). Era bastante grande y me encantó poder pasear por sus pasillos de suelos de madera y ver el precioso jardín que lo rodeaba. 





Me ha costado decidir que fotos poner para que podáis haceros una idea de lo bonito que es, la verdad es que no le hacen justicia. Pero de verdad que me parece imprescindible visitarlo.

- Santuario Kitano Tenmangu. Este fue uno de los santuarios que más me gustaron. La verdad es que no estaba tan masificado como los otros que había visitado y eso ayudó. Pero es que además para llegar tienes que pasar por un camino de farolillos de piedra y estatuas que parece la entrada a un reino mágico. Recomiendo mucho pasar por allí y echar un vistazo.



- Kamishichiken. La siguiente visita fue a este pequeño barrio de geishas que según tengo entendido es el menos conocido por los turistas. Eso para mí es un gran punto a favor ya que una de las cosas que menos me gustaron de Japón es la cantidad de gente que hay y lo masificado que está todo aquello que es turístico. Son apenas un par de calles pero es un lugar muy bonito y sobretodo muy tradicional. Recomiendo mucho meterse un poquito por los callejones que tiene, vale muchísimo la pena.


- Castillo de Nijo. Pasear por el castillo de Nijo fue una gran experiencia. No tiene muebles y todas las estancias se encuentran vacías y eso puede resultar un poco decepcionante, pero hay que fijarse en los techos, puertas y paredes, que son preciosos. Su suelo de ruiseñor es muy curioso, al pasear por dentro escuchas todo el rato pájaros piando y esto es un efecto que tiene el suelo cuyo objetivo era que si un intruso se colaba en el castillo pudiera ser escuchado. No tengo foto para enseñaros del castillo porque dentro no estaban permitidas y la verdad es que estaba ya muy cansada y no me apeteció demasiado hacerlas desde fuera.

Día 2. Zona Higashiyama. 

Es complicado realizar un itinerario exhaustivo de este barrio, mi recomendación es perderse por sus calles y cuestas porque tiene mucho encanto. Sin embargo, durante el día hay muchísimas personas y eso para mí fue un poco agobiante. Lo visité también de noche y parecía otro lugar. A mí la ciudad en general me gustó más por la noche, cuando encuentras las calles desiertas y los farolillos encendidos. Sin embargo voy a poner unos cuantos puntos de referencia de este barrio que desde mi punto de vista merecen la pena.

- Templo Kiyomizudera. No voy a engañaros, entrar no entré. Había que pagar y ya había visitado varios templos con lo cual no quise, me limité a visitarlo por fuera. Y bueno, como venía siendo habitual me agobié bastante por la cantidad de personas que había allí. 

(Era complicado incluso hacer fotos sin que saliera taaaaanta gente)

- Cuesta Kiyomizuzaka. Es la cuesta que hay delante del templo y está repleta de tiendas y de gente. Desde esta cuesta es desde donde encontramos el acceso a la cuesta Sannenzaka y a la cuesta Ninenzaka. La verdad es que todas son muy bonitas y tradicionales y están repletas de tiendas.



- Pagoda Yasaka. La pagoda se puede ver desde las cuestas y la verdad es que queda preciosa vista desde las cuestas, aunque yo no me acerqué.


- Casa de té Kasagiya. No quería irme de Japón sin entrar a una casa de té tradicional y fue en esta zona donde tuve la oportunidad de hacerlo. La verdad es que estaba delicioso. 

(La foto engaña sobre lo grandes que eran esos bols, uno era de té verde y el otro de azúcar. Muy ricos.)

- Ryozen Kannon. Se trata de una escultura de 24 metros de altura de Kannon, la Diosa de la misericordia. Es un homenaje a las víctimas de la guerra del Pacífico. No entré porque también se tenía que pagar, pero se puede ver desde fuera y la verdad es que impresiona.


- Calle Ishibei Koji. Por desgracia no tengo ninguna fotografía para enseñaros de esta calle tan bonita y un poco escondida. Todas sus paredes son de piedra y madera y la verdad es que es preciosa.

- Cementerio Higashi Otani. Otra de las cosas que quería ver era un cementerio japonés con altares. Aunque suene un poco raro a mí siempre me ha gustado visitar los cementerios de las ciudades que visito y un país como Japón aún me despertaba más curiosidad.


- Templo Ginkakuji. Al terminar la visita del cementerio la siguiente parada fue este templo. No están cerca el uno del otro y se tarda un rato en llegar, pero sobre las 15:00 h  ya estábamos allí. Este es un templo budista zen en el que destaca un jardín seco de arena blanca que tiene un enorme cono. Lo que más me gustaron fueron sus jardines.



- Camino de la filosofía. Se trata de una preciosa ruta paralela al canal Shishigatani. La verdad es que pasear por el es algo maravilloso, es un camino muy agradable y mágico.


- Santuario Yasaka. Cuando volví al santuario ya era de noche. Es algo que no me importaba, precisamente lo que quería era verlo por la noche. No tengo ninguna imagen para mostraros porque las fotografías por la noche son más complicadas de hacer y que queden bien. Pero vale la pena y mucho. Todos los farolillos estaban encendidos y era una estampa preciosa y tranquila. No había prácticamente nadie (guardias de seguridad sí) y reinaba la calma y el silencio. Me repito, pero es que estoy enamorada de esta ciudad por la noche, parece otra.

- Parque Maruyama. Se puede acceder directamente desde el santuario. Era de noche y el parque no tiene tanta iluminación como el templo, pero es igualmente tranquilo y bonito.

Tras esto paseé de nuevo por lugares que había visto por la mañana y tuve la sensación de estar en otro sitio distinto. Por la calle no había nadie, encontré quizás a 4 o 5 personas (entre ellas un señor dando de comer a unos gatitos). La iluminación de las calles es bastante tenue y eso le da una atmósfera aun más especial. No hay sensación de inseguridad pese a ser de noche y de verdad que es una experiencia mágica.

Día 3. Zona Arashiyama y centro.

- Templo Senkoji. Arashiyama es un barrio bastante bonito que se encuentra al lado de un gran río. Allí podréis ver y subir en barcas tradicionales, pasear y comer brochetas (entre otras cosas). Hay también un parque natural de macacos. No fui porque me habían dicho encarecidamente que no valía para nada la pena. Pero veremos que junto al parque hay un camino que avanza al lado del río y si lo sigues hasta el final llegarás al templo Senkoji. Está escondido y hay que subir bastantes escalones para llegar pero para mí fue una visita muy especial. El paseo hasta llegar es muy agradable, el río tiene un color que no había visto nunca y me pareció precioso. El templo es de los más tranquilos que vi, apenas tenía visitantes y tenía unas vistas espectaculares. Disponía incluso de prismáticos para que pudieras apreciar bien el paisaje. 



- Templo Tenryuji. La verdad es que no entré, miré un poco el bosque de bambú por fuera, di la vuelta y escapé de allí. Hay una cantidad de gente en esa zona y en esa calle que la visita me resultó imposible y como ya había podido pasear por un bosque de bambú más tranquilo decidí pasar de largo. De verdad, vaya cantidad de gente. Pero bueno, es una visita que se considera imprescindible.

Ese fue mi paso por ese barrio, aunque si paseé por los alrededores y por la zona del río y la verdad es que me gustó bastante. 



(Era como estar dentro de uno de los mangas que leía)

Después de esto quise pasar la tarde por el centro y me dirigí a Pontocho. Esta callejuela es uno de los barrios de geishas de la ciudad y la verdad es que tiene un encanto especial. La verdad es que es una zona preciosa para pasear y ver las pequeñas tiendecitas que hay o tomar algo por la zona. Se puede terminar el paseo a las orillas del río Kamo.


- Fushimi Inari. Tras dar ese paseo me fuí al templo Fushimi Inari, está abierto 24h y pensé que verlo por la noche sería más agradable ya que habría menos gente. En realidad no me equivocaba, había menos gente y la verdad por ese lado estuvo bien. El problema es que debido a un tifón que había pasado días antes gran parte del recorrido estaba cerrado por la noche. Aún así es una visita imprescindible y preciosa. 



Debo decir que estuve una semana en Kioto y realicé algunas salidas para ver otros sitios, pero cuando volvía por las tardes me dedicaba a pasear por zonas de Kioto, sobretodo por las noches. Por ejemplo visité el barrio de Gion por la noche o alguna tarde la pasé en una de esas calles para comprar cubiertas. También visité el Pokémon Center de Kioto y en general comí muchas cosas típicas, pero en esta entrada he querido concentrar un poco lo que hice los tres días que visité las cosas que a mí me parecieron imprescindibles.

Kioto es mucho más que esto, hay muchos templos y lugares que no pude visitar pero cuando vas tan pocos días a visitar un lugar como Japón tienes que seleccionar aquellas cosas que te gustan más y que te llaman más la atención. Y esta ha sido la mía.

Espero que os haya gustado.

Reseña: Vampire Academy: Vampire Academy - Richelle Mead

lunes, 14 de enero de 2019

¡Hola Bellos y Bellas! Lunes de reseña y en esta ocasión me tiro de cabeza a una saga de vampiros. Ya me diréis si la conocéis.
Los dhampir no pueden enamorarse. Son exclusivamente guardianes y están obligados a protegerse continuamente de las mortales amenazas de los strigoi (los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que nunca mueren). Esto es un problema para Rose cuando descubre que su tutor en la Academia de vampiros va a ser Dimitri, por quién se siente más que atraída. El único rival a su medida es también el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga.


No debo tener arreglo. Ya me he metido en otra saga y además juvenil.


La verdad es que hace cosa de una semana estaba buscando una película para ver y me topé con Vampire Academy. Recuerdo que la película pasó sin pena ni gloria (como sucedió con Cazadores de Sombras) y no continuaron con la segunda parte. Y la miré, aunque fuera para echarme unas risas si era muy mala.


No es que la película haya sido muy mala, era entretenida y tenía sus puntos graciosos, pero no me sorprende que pasara sin pena ni gloria. Una imitación de Hogwarts pero versión vampiro y mucho más cutre.


Aún así me picó la curiosidad y miré los libros de la saga, y sin pensarlo demasiado me puse a leer el primero... y esa es la reseña que os traigo hoy :D


Primero debo decir que no ha estado mal, ha sido una lectura bastante rápida y entretenida. A pesar de que ya sabía lo que iba a pasar porque lo había visto en la película, no me he aburrido en ningún momento.


La protagonista de la historia es Rose, una adolescente con bastante mala leche a la que habría que bajar los humos de vez en cuando. Es rebelde, contestona e insolente. Pero también es valiente, protectora y divertida. Su misión en la vida es proteger a su mejor amiga Vasilisa (o Lissa, pero que me explique alguien porque narices le ponen dos S a su nombre si va con una), una especie de princesa vampira. Y la amistad que las une es realmente bonita.


Ella es una dhampir, mitad vampira mitad humana, y los dhampir son básicamente guardianes.


Es cierto que en ocasiones Rose me parecía una estúpida niñata superficial y creída, pero he visto potencial en su personaje. Y al ser una saga quiero pensar que la muchacha irá madurando.


Lisa me ha gustado bastante, es una chica muy agradable y sensata. Me ha gustado que no sea tan superficial como Rose y su sentido del deber.


Y luego nos encontramos con los dos varones, porque todos sabemos que una saga juvenil sin amor es algo que no existe (es una leyenda, alguien dijo que había visto una sin amor, pero no está confirmado).


Tenemos a Dimitri, un dhampir que ya es un guardián oficial. Es fuerte, frío, serio y parece totalmente insensible. Su sentido del deber raya lo enfermo.


Y a Christian, un vampiro que pertenece también a la realeza y del cual me enamoré en la película. Tenía un aire oscuro y peligroso que de verdad me encantó.



A los/las fans de Cazadores de Sombras no se os habrá escapado el detalle de que éste muchacho es quien interpreta a Jace Wallace en la nueva serie (espero que la serie tenga más éxito del que tuvo la película xD).


No sé como seguirá la saga, éste libro tiene un final bastante cerrado que no te obliga a ir corriendo a por el segundo. Sin embargo me pondré a leerlo pronto porque tengo curiosidad por ver como sigue.


¿Os la recomiendo? Depende. A mí me ha gustado y es entretenida, pero por ahora no diría que es una saga indispensable. Plantea una idea de los vampiros diferente y eso siempre resulta refrescante.